15. PROTEGER, RESTAURAR Y PROMOVER EL USO SOSTENIBLE DE LOS ECOSISTEMAS TERRESTRES, EL MANEJO SOSTENIBLE DE LOS BOSQUES, COMBATIR LA DESERTIFICACIÓN, Y DETENER Y REVERTIR LA DEGRADACIÓN DE LA TIERRA Y DETENER LA PÉRDIDA DE BIODIVERSIDAD"

La deforestación y la desertificación –provocadas por las actividades humanas y el cambio climático– suponen grandes retos para el desarrollo sostenible y han afectado a las vidas y los medios de vida de millones de personas en la lucha contra la pobreza. Los bosques cubren casi el 31% de la superficie de nuestro planeta y mantienen desde el aire que respiramos hasta el agua que bebemos y los alimentos que comemos.

Alrededor de 1.600 millones de personas dependen de los bosques para su subsistencia. Además, se calcula que los insectos y otros portadores de polen tienen un valor para la economía alimentaria mundial de más de 170.000 millones de euros anuales.

Cada año desaparecen 13 millones de hectáreas de bosque y la degradación persistente de las zonas áridas ha provocado la desertificación de 3.600 millones de hectáreas.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17
Tipo de licencia
SIN LICENCIA
Comparte
Autor

Benoit Matsha-Carpentier / Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja

Contexto

Islas Salomon

Fecha

2013